Nuestra última oportunidad

La reunión climática más importante de los últimos seis años ha tenido lugar en Glasgow, donde los líderes mundiales han intentado forjar un acuerdo que será crucial para los países a la hora de intentar controlar el calentamiento global.

Puede que las empresas opinen (con razón) que no están desempeñando un papel directo en la COP26, pero es su deber observar de cerca los resultados, porque las decisiones tomadas en Glasgow tendrán un profundo impacto en su futuro, afectando no solo al tipo de actividad que será posible, sino también al tipo de financiación, e incluso al valor de las propiedades.

Watson Michael

Michael Watson

Partner, Head of Finance and Projects

La emergencia climática representa el mayor riesgo para la sociedad y para las empresas que hemos tenido a lo largo de nuestra generación, siendo esta emergencia probablemente la característica que mejor define nuestra generación

"La emergencia climática representa el mayor riesgo para la sociedad y para las empresas que hemos tenido a lo largo de nuestra generación, siendo esta emergencia probablemente la característica que mejor define nuestra generación", dijo Michael Watson, quien asesora a las empresas en acción climática y da soporte a Pinsent Masons. "Si usted es un prestamista de un negocio y la vida de su préstamo es de siete años, pero el promedio de vida del impacto del cambio climático en la viabilidad operativa de su negocio es de cuatro años, claramente deberían hacerse todos los esfuerzos para mitigar el cambio climático, para mitigar así el impacto del mismo en ese negocio".

En los últimos 18 meses, si bien las empresas hablaban sobre sostenibilidad, acciones ecológicas y mitigación de la crisis climática, ahora para la mayoría la acción ha sido silenciada.

La crisis climática es ahora la lente a través de la cual clientes y consumidores, ven una organización, y sin duda está a la vanguardia en las mentes de los inversores, administradores de fondos e instituciones financieras. Los principales bancos e inversores están presionando para demostrar que son ellos los que están financiando la solución a la crisis, no aumentando el problema. Y las nuevas reglas sobre informes y transparencia, como las reglas del organismo internacional, del Grupo de Trabajo sobre Divisiones Financieras Relacionadas con el Clima, demuestran que las organizaciones ahora son más responsables que nunca. No está del todo claro por qué el cambio de actitud de los inversores y el público ha sido tan repentino después de tantos años de campaña sobre el tema, pero el impacto ya se está notando a medida que los proyectos que buscan financiación, se van sintiendo presionados para demostrar un compromiso con el medio ambiente.

El ex ministro del Reino Unido y ex negociador de la COP en Copenhague en 2009, Douglas Alexander, comentó en Brain Food el podcast de Pinsent Masons, que la conversión del sector financiero ha sido tan repentina y decisiva, como sorprendente..

Douglas Alexander

Strategic Advisor

Si malinterpretas los riesgos climáticos, en un futuro no tendrás acceso a capital, ni a la obtención de un seguro, y además tendrás que realizar test de estrés en tu negocio para saber si es un negocio resiliente

"Hablé recientemente con Christiana Figueres, la principal negociadora en la exitosa Conferencia de las Partes de París que condujo al Acuerdo de París en 2015, y señaló a la industria financiera como el sector de la economía que más se ha intensificado desde París en 2015", dijo. "En el sector financiero, el impulso se ha ido construyendo y esto se debe a que las finanzas se reducen a una calibración del riesgo y de la oportunidad". "Si malinterpretas los riesgos climáticos, en un futuro no tendrás acceso a capital, ni a la obtención de un seguro, y además tendrás que realizar test de estrés en tu negocio para saber si es un negocio resiliente", dijo. "Esas conversaciones están siendo lideradas por la industria de seguros, por los bancos centrales y por los mercados de capitales. La valoración del riesgo que es fundamental para los mercados de capitales, es un instrumento muy poderoso de cambio en el sector corporativo, porque su acceso al capital en el futuro se basará no solo en si su negocio es resiliente, sino también en si su negocio está haciendo una transición efectiva a ese futuro neto cero". "Tanto la prima como los costes financieros se incrementarán, si cuando los inversores revisen tu modelo de negocio, consideran que el riesgo es elevado porque se mantiene un activo que va a quedar atrás en la transición", dijo Alexander.

Los abogados deberán tomar nota, ya que esto jugará un papel fundamental para la respuesta de las empresas ante la crisis. A un determinado nivel puede plantear un problema legal: las contribuciones a nivel nacional que los países están acordando en la COP26 para reducir sus emisiones de carbono, deberán encontrar un cauce legal a través de leyes, tratados y regulaciones nacionales e internacionales.

Pero hay un papel más destacado para los abogados, y es lo que tiene que ver con el análisis del riesgo. ¿Qué es la crisis climática sino un abrazo, un riesgo que todo lo abarca? Y las empresas, al igual que los gobiernos, tienen que valorar cómo de alto es ese riesgo en diferentes áreas, y qué tipo de acción lo mitigará.

Esto es una característica común en el conjunto de habilidades de los abogados, dice Watson. "El rol de un abogado en este entorno, es asegurarse de que la junta directiva de una organización evalúe y comprenda adecuadamente, los riesgos a los que se enfrenta su organización. Creo que es una gran responsabilidad y una gran oportunidad para que los abogados adquieran ese nivel de influencia y ayuden a la empresa en su transición.” “Es probable que los riesgos del cambio climático surjan más rápido de lo esperado, y los abogados son un factor clave para identificar y analizar esos riesgos.”

Un desafío importante que tienen las empresas es comprender, en primer lugar, cómo de grande es su contribución al problema. ‘’El primer gran obstáculo es obtener datos de calidad’’, dijo Watson.

"La cantidad de información sobre el impacto de las actividades en el medio ambiente está aumentando constantemente, pero sin duda, en comparación con otras medidas de rendimiento clásicas, como las ganancias y otras medidas financieras, la información climática es mucho más variada y dispar. Uno podría dictaminar que hay más de 2.000 formas diferentes de medir el impacto climático".

"Hay muchas iniciativas realmente útiles que están viendo acelerada su actividad, como el Grupo de Trabajo para las Divisiones Financieras Relacionadas con el Clima, además de otras iniciativas similares que están marcando una gran diferencia a la hora de reunir información más completa sobre qué juntas y qué partes interesadas son las que pueden tomar decisiones", dijo. "Creo que lo primero que hay que hacer es invertir en los sistemas y procesos para obtener esa información, y establecer objetivos claros y medibles que sean realistas", dijo Watson. "Hay ejemplos destacados de la publicación de objetivos específicos, todos alineados con el desafío de cero netos que han impulsado un gran comportamiento corporativo, por lo que la transparencia y la evaluación son la esencia misma, fusionada con un plan de acción que es clave en el proceso’’.

Out-Law / Lo que debe saber cada día