Tecnología
3 min. de lectura

La compartimentación en el siglo XXI

Separar la banca comercial de la de inversiones es uno de los principales desafíos a los que se enfrenta el sector bancario actualmente. El proceso de ingeniería inversa de las sofisticadas instituciones financieras internacionales es complejo, y lograr una separación satisfactoria y eficiente es crucial. A raíz de haber trabajado con algunos de los mayores bancos del mundo, Pinsent Masons ha logrado una combinación única de personal, procedimientos y tecnología, incluyendo nuestro exclusivo software de inteligencia artificial, que nos permite lograrlo.

El reto

A consecuencia de la crisis financiera mundial, el parlamento británico aprobó la Ley de Servicios Financieros (reforma bancaria) de 2013, que establece la necesidad de separar las operaciones de banca comercial y de inversión para 2019.

Este proceso requiere de la novación de millones de documentos legales de una entidad a otra a través de transferencias del Título VII aprobadas por un tribunal. Este proceso puede incluir desde préstamos y valores hasta indemnizaciones, letras de crédito y otros documentos.

Una novación suele exigir el consentimiento de la contraparte, sin embargo, no sería nada práctico tener que contactar con esta para cada uno de los acuerdos de un proyecto de esta escala. Por lo tanto, los bancos pueden solicitar a los tribunales una transferencia del Título VII, que exime del requisito del consentimiento del cliente.

Para los bancos, el desafío consiste en:

  • Identificar qué documentos deberían ser legítimamente incluidos en una solicitud de transferencia del Título VII.
  • Garantizar que el tribunal tenga toda la información y los datos necesarios para poder tomar una decisión informada.
Ninguna otra firma ha invertido tanto, durante un periodo tan prolongado, en el desarrollo de su propia plataforma de inteligencia artificial

La solución

Pinsent Masons ha desarrollado una tecnología patentada, TermFrame ERA, para aplicar el aprendizaje automático a este tipo de diligencia tan particular.

Una de las ventajas clave de desarrollar nuestra propia plataforma es que la podemos configurar rápidamente para satisfacer los diferentes desafíos de los clientes.

La plataforma ha sido además contextualizada para que sea compatible con los programas de compartimentación. Para ello, desarrollamos una nueva funcionalidad, que incluye:

  • un componente de extracción automatizada de datos que asimila y agrupa grandes volúmenes de documentos y extrae las disposiciones clave;
  • una herramienta que permite al banco agrupar toda la documentación derivada fundamentalmente de un caso anterior y destacar las diferencias. Esto añade una capa adicional de transparencia al expediente; y
  • herramientas de revisión, análisis e información a medida de las necesidades del cliente.

Ninguna otra firma ha invertido tanto, durante un periodo tan prolongado, en el desarrollo de su propia plataforma de inteligencia artificial.

Apostamos estratégicamente por incubar el talento y la tecnología desde dentro y estamos viendo los beneficios de esta decisión. La firma cuenta con una plataforma tecnológica lo suficientemente flexible como para incorporar los datos técnicos del equipo legal para poder responder rápidamente.

El resultado

  • Gracias a TermFrame ERA, hemos revisado más de 23 000 documentos de un solo cliente.
  • Hemos llevado a cabo proyectos que van desde programas de revisión detallada hasta revisiones de diligencias de alto nivel, utilizando únicamente la extracción de datos. Solo dentro del programa de revisión detallada se revisaron 1879 documentos en 22 días, con una media de 77 documentos revisados al día.
  • Fueron 12 000 los documentos revisados dentro de la revisión de diligencia de alto nivel en un plazo de 30 días laborables, con una media de 405 documentos revisados al día.

No hay firma que pueda competir con estas cifras. Quienes sigan confiando en la revisión manual tendrán que enfrentarse a volúmenes ingentes y a costes incontrolables. Calculamos que el coste medio por documento con nuestro programa ha sido un 97 % inferior en comparación con la revisión manual, y un 63 % más bajo en el caso de documentos más complejos.

Existen otras tecnologías en uso para realizar este tipo de procesos, aunque, según nuestros clientes, somos los únicos que cumplimos con los plazos de entrega.

Además, estamos adaptando nuestra tecnología para poder aplicarla en proyectos de rehabilitación, diligencias de titulización y otras transacciones de gestión de balance. A estas le seguirán otras aplicaciones en otros sectores.

Es siempre un placer mostrar cómo funciona nuestra tecnología a nuestros clientes, así que solo tiene que ponerse en contacto con nosotros.

Out-Law / Lo que debe saber cada día