edificios de Londres

Reinventamos la ejecución de acuerdos

La crisis financiera mundial que comenzó en 2008 cambió el escenario de los servicios financieros para siempre.  Las reestructuraciones y los desapalancamientos se pusieron a la orden del día. Se vendieron grandes carteras de préstamos a algunos de los fondos capital riesgo/inversión más importantes del mundo, así como a bancos de inversión. Actuar mediante revisión de documentación se ha convertido en una prioridad para los licitadores. Se requiere, por tanto, una solución legal diferente.

 

El reto

La revisión de documentación de activos de préstamos, normalmente, es costosa y consume muchos recursos, pero es esencial. El único modo que permite que los licitadores puedan evaluar su valor en el mercado es el análisis de la cartera de préstamos.

Además, los licitadores se enfrentan a menudo a plazos sumamente rigurosos, lo que hace que el enfoque que muchos asesores aplican a la revisión sea inadecuado. 

Ya no basta con que grandes equipos de abogados trabajen en un único proyecto para conseguir una revisiones de documentación extensas y elaboradas de manera incoherente, que carecen de un análisis real o útil del riesgo, por no hablar de la falta de visión comercial.

Pinsent Masons ha trabajado con un fondo de ayuda en el desarrollo de una forma de ejecutar diligencias que aporta un valor añadido.

 

La solución

Lo primero que hicimos fue alejarnos del enfoque tradicional de trabajo en masa de las revisiones de documentación. Nuestro enfoque incorporaba elementos de automatización y disgregación en el proceso de la revisión de documentación de un modo completamente novedoso, que además ajustábamos a las necesidades del cliente. Nos sentamos con este para averiguar los riesgos realmente importantes, empleando el tiempo necesario para entender el plan de negocio subyacente.

Posteriormente, incorporamos estos datos a un formulario en línea a través de un portal basado en la nube. Esto nos permitiría elaborar una evaluación coherente del riesgo que destacara los asuntos de mayor preocupación para el cliente. Un equipo de abogados de los más de 2500 que tiene el despacho se encargaría entonces de revisar la documentación de préstamos necesaria para completar el formulario.

Este procedimiento requirió la revisión de más de 3000 documentos entre el 26 de diciembre y el 9 de enero, que normalmente es la temporada alta de vacaciones.

Ese trabajo de evaluación no tendría sentido si no fuera accesible. Una operación de esta envergadura suele implicar la elaboración de un informe de diligencia debida de cientos o miles de páginas, que incluye extractos de la documentación subyacente.

En nuestro caso, adoptamos un enfoque diferente. Para ello, elaboramos una serie de informes especializados acerca de los riesgos significativos de menos de 20 páginas. En estos, destacábamos las áreas de riesgo material, todo ello dispuesto de manera que fuera fácilmente asimilable. De este modo, el cliente contaba con un datos precisos y útiles acerca de los riesgos que realmente les importaban.

Además, Pinsent Masons colaboró con el subcontratista del proceso legal (LPO por sus siglas en inglés) Exigent para desarrollar un proceso de gestión coordinado que garantizara la transferencia correcta de la propiedad jurídica y económica de todos los activos subyacentes en la cartera de préstamos. Este proceso abarcaba unas 20 jurisdicciones.
Se trató de un importante trabajo de gestión de proyectos que culminó en un proceso de cierre de una semana que incluyó miles de documentos. En conjunto, el proceso de licitación y su posterior ejecución fueron resultado de una gestión de proyecto sumamente eficiente y avanzada.

Al combinar la automatización con un enfoque flexible de gestión de recursos, le ahorramos dinero al cliente ofreciéndole un producto final mejor.

El resultado

Hay que tener muy en cuenta el impacto de este enfoque. En primer lugar, consiguió que el equipo legal:

  • Empleara menos tiempo en la revisión de documentación y evaluando los riesgos legales engañosos.
  • Tuviera más tiempo para centrarse en cuestiones que afectan a la fijación de precios en la transacción.

En segundo lugar, todos los datos recopilados durante el proceso de revisión de documentación se encuentran ahora en una extranet de clientes. Esto significa que los administradores de activos, abogados y asesores profesionales tienen acceso continuo a un banco de información que permite una mejor gestión de las inversiones.

Y, en tercer lugar, todo esto le costó al cliente menos de lo que podría haber esperado normalmente. Para operaciones de este alcance, los despachos del «Magic Circle» suelen pedir cantidades ingentes. Al combinar la automatización con un enfoque flexible de gestión de recursos, le ahorramos dinero al cliente ofreciéndole un producto final mejor. 

Out-Law / Lo que debe saber cada día