Régimen fiscal y estatuto de establecimiento permanente en proyectos de construcción con participación extranjera en China

Guía Out-Law | 17 Apr 2019 | 1:58 pm | 6 min. de lectura

Esta guía se actualizó por última vez en marzo de 2013.

Las empresas extranjeras que desarrollan su actividad comercial en China tributan de forma diferente si se considera que opera como establecimiento permanente (PE, por sus siglas en inglés). Los proyectos de construcción suelen operar como establecimiento permanente. Las empresas extranjeras pueden exponerse a costes fiscales sustanciales e inesperados si no gestionan este factor de forma proactiva y eficiente. 

La definición genérica de establecimiento permanente en la mayoría de los convenios de doble imposición en China es similar, a saber: "una sede empresarial fija mediante la cual una empresa realiza toda o parte de su actividad".

Sin embargo, en el caso de proyectos de construcción con un proveedor de servicios extranjero, China suele evaluar el estatuto de establecimiento permanente siguiendo estos criterios:

  • si la empresa extranjera presta servicios en China, y
  • desde cuándo.

Según lo dispuesto en varios convenios de doble imposición, China determina el estatuto de establecimiento permanente de una empresa extranjera que participa en un proyecto de construcción basándose en si la duración del proyecto es de al menos 6 meses en total para las actividades de supervisión de la construcción y de la prestación de servicios en China. Si las actividades de la empresa extranjera sobrepasan ese umbral, probablemente se pondrá en marcha el establecimiento permanente de acuerdo con un convenio fiscal.

Un proyecto de construcción, su diseño, gestión de proyectos y supervisión, es por naturaleza lento y necesita para su gestión diaria una sede local o un equipo cercano o a pie de obra para su gestión diaria. Es muy probable que un proyecto de estas características entre en la definición de establecimiento permanente de un convenio fiscal.

¿Qué consecuencias tiene la calificación de establecimiento permanente?

Si la empresa extranjera pone en marcha un establecimiento permanente en China, habrá diferentes consecuencias fiscales para el establecimiento permanente y para las personas que trabajen en él.

Impuesto de sociedades (IS)

Según la legislación interna china, los establecimientos permanentes tributan al 25 %. Para determinar el beneficio imputable al establecimiento permanente hay dos métodos: el beneficio real y el beneficio estimado.

El método del beneficio real grava el establecimiento permanente en función de su beneficio real. Este método, aunque es el recomendado en principio tanto por el convenio de doble imposición como por la legislación fiscal china, no se usa mucho en la práctica, debido en parte a la dificultad y la complejidad de evaluar el beneficio razonable de un establecimiento permanente. La autoridad fiscal no tiene recursos suficientes para verificar si un establecimiento permanente estima sus beneficios a la baja al compararlo con proyectos similares.

La autoridad fiscal china acepta más fácilmente el método estimado, debido a que conlleva unos cálculos relativamente simples.

El método estimado calcula el beneficio del establecimiento permanente según sus ingresos o gastos aplicando un tipo estimado de beneficio. El tipo estimado aplicable al beneficio para construcción, diseño y servicios de consultoría varía del 15 al 30 %. Teniendo en cuenta el tipo estimado de beneficio, el tipo efectivo del impuesto de sociedades aplicable al establecimiento permanente oscilará entre el 3,75 y el 7,5 %, que es inferior al tipo de retención del 10 % que se aplicaría en general a las tarifas brutas de servicios. El tipo estimado de beneficio exacto se puede negociar con la autoridad fiscal dentro del margen previsto por la ley. 

Impuesto sobre el volumen de negocios

Un proveedor de servicios extranjero está sujeto a impuestos sobre el volumen de negocios, como el impuesto sobre actividades económicas (BT, por sus siglas en inglés) o el IVA. Antiguamente, el 5 % del impuesto sobre actividades económicas gravaba las tarifas de los servicios del proveedor de servicios extranjero.

A partir del 1 de enero de 2012, varias ciudades chinas, entre ellas Shanghái, Pekín y Guangzhou, se están integrando de forma gradual en un programa piloto de reforma del IVA en el que el 6 % del IVA sustituye al 5 % del impuesto sobre actividades económicas en algunos servicios incluidos, como el diseño y los servicios de consultoría. 

Si el servicio está sujeto a IVA y lo presta una empresa extranjera a un destinatario chino, el IVA se repercute al destinatario del servicio (suponiendo que el impuesto sobre el establecimiento permanente se haya calculado con base en un sistema de retención, como ocurre en la mayoría de los casos) cuando realiza el pago al proveedor de servicios extranjero. El destinatario del servicio puede deducirse el IVA soportado, dado que el receptor del servicio tiene un estatus de sujeto pasivo general del IVA. En ese caso, es preferible para el proveedor de servicios extranjero acordar con el destinatario en el contrato de prestación de servicios que la tarifa del servicio estará exenta de IVA. De lo contrario, el coste del IVA repercutido en el pago del destinatario del servicio se convertirá en un coste para el proveedor de servicios extranjeros.

Impuesto sobre la renta de las personas físicas

Los trabajadores desplazados a un proyecto en China están sujetos al impuesto sobre la renta de las personas físicas (IIT, por sus siglas en inglés) para las rentas del trabajo que obtengan en China.

En este caso, no se aplica la excepción de los 183 días que contempla el convenio de doble imposición y estas personas tributan en China por los ingresos obtenidos en territorio chino (es decir, ingresos relacionados con su trabajo durante su estancia en China) desde el primer día que trabajan en el establecimiento permanente hasta el día en que abandonan el país. En la práctica, algunas autoridades fiscales locales prorratean las obligaciones fiscales en función del número real de días pasados en China durante un mes concreto de forma proporcional al número total de días del mes.

Cómo declarar impuestos como establecimiento permanente en China

El establecimiento permanente puede elegir entre presentar su declaración de impuestos voluntariamente u optar por un sistema de retención.

Si el establecimiento permanente presenta su declaración de impuestos de forma voluntaria, es tratado como si fuese una empresa china en lo que se refiere al cumplimiento normativo tributario. En concreto, el establecimiento permanente debe llevar registros contables completos y detallados y presentar periódicamente sus declaraciones de impuestos y sus liquidaciones tributarias anuales. Pero, en la mayoría de los casos, los establecimientos permanentes en China no tienen los recursos para llevar a cabo liquidaciones tributarias voluntarias y no pueden cumplir las exigencias de cumplimiento sobre la contabilidad.

Como alternativa, el establecimiento permanente puede elegir declarar con un sistema de retención. En otras palabras, la autoridad fiscal exige al destinatario de servicios chino que retenga el impuesto sobre su pago al proveedor de servicios extranjero.

Este método es más popular porque no impone una carga de cumplimiento normativo sobre el proveedor de servicios extranjero, y porque es más fácil para la autoridad fiscal recaudar los impuestos.

Si el establecimiento permanente declara de forma voluntaria, debe presentar un número de registro fiscal temporal ante la autoridad fiscal. Si el establecimiento permanente opta por declarar bajo el sistema de retención, la autoridad fiscal no requiere, por lo general, ningún registro fiscal.

Cómo solicitar la exención fiscal si no se ha constituido un establecimiento permanente

Según la ley fiscal china, las exenciones contempladas por el convenio fiscal no se conceden de forma automática. El contribuyente debe solicitarlas aportando documentos que prueben que tiene derecho a los beneficios fiscales de acuerdo con el convenio fiscal.

Cómo evitar la doble imposición de un establecimiento permanente

Si un establecimiento permanente está gravado por la autoridad fiscal china, el proveedor de servicios extranjero puede solicitar la exención fiscal o deducciones fiscales en su país de residencia por los impuestos pagados por el establecimiento permanente en China. El método y los procedimientos detallados para solicitar la exención o las deducciones fiscales pueden encontrarse en la ley fiscal nacional del país de residencia del contribuyente y en el convenio de doble imposición aplicable.

Cómo optimizar la situación fiscal de un proyecto de construcción

La situación fiscal de un proyecto de construcción puede optimizarse:

  • mediante la concreción de la cláusula fiscal en el contrato y la inclusión de la obligación de asistencia para el destinatario del servicio en el caso de que el proveedor del servicio necesite ayuda del destinatario para tratar con la autoridad fiscal china;
  • mediante la división del importe en el contrato, entre actividades en el país y en el exterior, y la preparación de la documentación que fundamente la división;
  • mediante la monitorización de la duración del proyecto en el país de forma que no se considere establecimiento permanente en China;
  • si el servicio en el país no se considera establecimiento permanente, solicitando una exención fiscal en las tarifas de servicios basada en el convenio de doble imposición aplicable;
  • comparando las potenciales responsabilidades tributarias según el método del beneficio real y el método del beneficio estimado y determinando cuál se prefiere si no se puede evitar el establecimiento permanente;
  • contactando con la autoridad fiscal china y negociando para conseguir un tratamiento fiscal optimizado para el establecimiento permanente dentro de los márgenes legales;
  • considerando, para proyectos futuros, el establecimiento de una presencia legal, como una oficina de representación en China, para gestionar mejor el riesgo tributario en función de la naturaleza y el tipo de los servicios ofrecidos.